Sakura Creative Mind: Gnocchis (ñoquis) y Tradiciones

29/3/14

Gnocchis (ñoquis) y Tradiciones

Si algo malo tiene la vida, es que con el paso del tiempo uno va perdiendo las tradiciones.

Si bien es cierto que no siempre ocurre esto, en la mayoría de los casos, cuando hablamos de tradiciones familiares, sí.

En Uruguay teníamos la tradición de comer gnocchis, (o como diría mi abuela ñññoquis) el 29 de cada mes y hay quienes, como por ejemplo yo, esperábamos ese día con gran impaciencia hasta que vinimos a vivir a España hace ya 25 años y nos acostumbramos a éste país y sus tradiciones.

Poco a poco fuimos relegando nuestras raíces y asentándonos en las españolas; que no digo que esté mal, pero yo hecho de menos las "nuestras".



El otro día, en nuestro Reto 52 Week's salió a relucir el tema de los ñoquis y bueno, una cosa llevo a la otra y esta a la de mas allá y aproveché que hoy sábado mi madre tenía el día libre para hacer esta receta.

Hay que admitir que es un poco laboriosa, sobre todo cuando una no la tiene "cogida por la mano" pero hay que decir que el resultado merece la pena.

El ñoqui es comida de pobre puesto que no es otra cosa que harina y patata.

Ingredientes:
4 patatas (tamaño medio)
400gr harina
100gr harina (aprox.)

Preparación:
Ésta no es otra que el pelar las patatas y hervirlas (¡no le pongáis sal al agua!).

Cuando estén listas, las colaremos y las chafaremos como si de un puré se tratase.

Con los 400gr. de harina, haremos un volcán y colocaremos la patata en el centro.

A partir de aquí es todo amasar, amasar y amasar. No se necesita ejercer una gran presión para amasar; basta la justa para que se vayan integrando ambos elementos.                                                                                                                                                                     

Aunque parezca que no ligará jamás, no sufrais porque sí lo hará; tan sólo es cuestión de "darle a la masa" y si es necesario, ir agregando más harina (de esos 100gr extras) poco a poco y a medida que se amasa.


Cuando tengamos una masa suave al tacto sabremos que está lista.






















La dejaremos reposar unos 20 - 30 minutos y a partir de aquí es cuando comienza lo divertido.

Cogeremos una bola de masa y la comenzaremos a estirar como si fuese un churro.

Tal que si jugásemos con plastelina.
























*Recuerda tener la superficie enharinada continuamente*

Una vez listo el primer churro, iremos cortando trocitos de unos 2 cm aproximadamente.

Repetiremos este paso hasta que hayamos acabado con toda la masa.
























Una vez tengamos todos los trozos hechos, nos tocará darles forma de ñoqui, pero primero pondremos una olla GRANDE con agua, sal y un chorrito de aceite al fuego así mientras formamos los ñoquis, el agua ya va hirviendo.
¡Atentos, que aquí viene la técnica!

Tenedor en mano, cogemos un ñoqui y lo colocamos bien arriba; en el puente.

























Con el dedo gordo, comenzaremos ejerciendo un poquito de presión mientras vamos deslizando el ñoqui por las púas del tenedor.























Si os fijáis en la parte de abajo, se empiezan a notar los surcos.

Deslizaremos el ñoqui por toda la superficie de las púas.

























Una vez llegamos al final del tenedor, habremos de aplicar un poquitín mas de presión con el dedo gordo de la mano para que la punta del tenedor haga un "pellizco" en la parte inferior del ñoqui.

En la siguiente foto os muestro los "pellizcos".


























*¿Os he dicho que tenéis que enharinar muy bien la superficie?*

Ahora os toca darle forma a todos los ñoquis.

¡Ánimo, si es solo un momentín!.

























Tendréis que colocarlos sin amontonarlos ya que en caso contrario, tendréis una pelota de patata y harina en lugar de un bonito ñoqui

A estas alturas, el agua ya debería estar hirviendo.

Recuerda hacerlo en una olla grande para que a la hora de cocerlos no se nos peguen.

Para trasladar el ñoqui al jacuzzi, en casa usamos la técnica ancestral de "plato y espátula".

Con una espátula trasladamos los ñoquis a un plato y éstos al agua.

























¿Veis lo suelto que quedan los unos de los otros?.

¿Cuánto tiempo hay que cocerlos?.
Pues no lo sé; en esta casa cocinamos a ojo

Cuando los metes en el agua se van hacia el fondo de la olla y cuando ya comienzan a estar listos, ellos solitos salen a flote.

Una vez hayan subido, calcula 1 minuto antes de sacarlos.


¡Un consejo! o dos...



Cuando sea el momento de sacarlos del agua, no lo hagas con un colador, hazlo con una espumadera y ponlos en una bandeja amplia.

En casa usamos la bandeja del horno.

Vuelvo a repetirme... Si no les das espacio a lo ancho, se pegarán los unos a los otros.

























Si te ha sobrado y te los quieres comer al día siguiente, la mejor manera de calentarlos es poniendo un chorritín de aceite en una sartén y saltearlos.

Este método le aporta una fina costra crujientita por fuera que los hace aún mas ricos.

Un paso a paso muy completo y que quizás se os haya hecho un poquito largo pero...

¡¡No hay nada mejor que las tradiciones!!

A parte del origen y tradición real, en Uruguay se dice, se cuenta, se rumorea que esta tradición  viene porque los políticos y funcionarios sólo aparecían por la oficina el 29 de cada mes para recoger la paga mensual y de ahí que se ponga una moneda o billete debajo del plato mientras comemos; para atraer la suerte monetaria :D

Antes de despedirme, dejadme que os presente a mi madre.

A la pobre mujer que siempre lío para que me ayude con este tipo de cosas.



Desde este lado de la pantalla, 
ambas os mandamos un beso y os damos las gracias


De paso, os recuerdo que mañana es el último día para participar en EL SORTEO

Y como siempre;

Nos vemos en las redes ;)
Blogging tips