Sakura Creative Mind: Pollo Hawaiano y Sorteos a la vista.

24/4/14

Pollo Hawaiano y Sorteos a la vista.

Si yo pronuncio la palabra "Hawaii" las primeras cosas que se os viene a la cabeza seguro que son los Mai Tai, Blue Hawaii, Cocos, Piñas, Loco moco, el Hula, Playas paradisíacas, Ukelele, Hibiscos, Faldas de Hierbas...

¿Que locura verdad?.

Si llevamos todo esto a la cocina, ¿qué se os ocurre que podríamos preparar para que nos transportase directamente a la mismímsima "
Bahia de Hanauma" en Oahu?.




Desde luego que para mí la apuesta mas segura ha sido elegir la Piña y el Coco como protagonistas... ¡y vaya si he acertado!.

Algo que me ha gustado mucho de esta receta es que es completamente adaptable; es decir, los ingredientes base para la salsa son los mismo hagas la cantidad de pollo que hagas.
Lo único que varía es la cantidad de pollo y la cantidad de arroz.

Ingredientes:
Pollo (según la cantidad de comensales)
Arroz blanco de grano largo (según la cantidad de comensales).
500ml de leche semi desnatada (o 400 ml de entera + 100 ml de agua.).
1/2 Piña.

50 gr de Coco rallado.
2 Cebolletas.
4 Ajos tiernos.
1/2 cdta de Maicena.
Aceite de Oliva.

Sal y Pimienta al gusto.



Preparación:


  • El día anterior, mezcla la leche junto con el coco y déjalo infusionar durante toda la noche (o incluso más tiempo)
  • Un par de horas antes de preparar la comida, escurre la leche (¡no tires el coco!), y pon a macerar el pollo junto con la leche de coco y la piña.
  • Pela, lava y corta las cebollas y los ajos tiernos.
  • Sazona el pollo con sal y pimienta y en una sartén con un par de cucharadas de aceite séllalo hasta que esté dorado por fuera.
  • Pincela una bandeja de horno con un poquito de aceite, coloca el pollo en la bandeja y añade las cebollas, los ajos y la piña.
  • Tapa la bandeja con papel de aluminio y hornea durante unos 40 minutos a 200º.
  • Mientras, hierve el arroz.
  • Una vez que el pollo esté cocido; retíralo a un plato.
  • En el vaso de la batidora, tritura las cebollas, los ajos, la piña (guarda algunos trocitos para la decoración del emplatado) y el coco que habíamos guardado de infusionar la leche.
  • Una vez triturado, pasa la salsa por un colador para que ésta quede suave y fina y llévala al fuego en un cazo, añade la maicena, mezcla bien para eliminar los posibles grumos y retira del fuego cuando la salsa haya engordado.
Para emplatar; coloca una base con el arroz blanco, el pollo encima y napa con un par de cucharadas de la salsa (o tres, o cuatro, o cinco...) y decóralo con los trocitos de piña.


Es una comida con muchísimos matices puesto que por un lado encontramos el gran aroma del coco; el característico sabor de la piña, las cebolletas acentuando el sabor de estas frutas...

La mejor opción para el acompañamiento es sin duda algo neutro como el arroz blanco, en especial el de grano largo. No por nada éste es el perfecto complemento en muchísimos de los platos típicos hawaianos.


Si no eres persona a la que le guste combinar sabores dulces en las comidas, éste desde luego que no será tu plato, pero por si al contrario te gustan estas mezclas, puedo asegurarte que éste trocito de Hawaii lo guardarás en tu recetario hasta para las generaciones venideras.

Espero que disfrutéis de él.

P.D.: Ayer fue Sant Jordi y aprovechando los miles de libros que había por doquier, he comprado 3!.
Organizaremos un super-mega-hiper sorteo ¡¡con 3 ganadores!!.


Nos vemos en las redes ;)

Blogging tips